Marcelo Tinelli se puso juicioso, habló de su cuarentena y recordó a sus padres – éxito – Clarín

thumbnail

Desde Esquel

El conductor publicó dos historias de Instagram en las que rememoró momentos de su infancia en Bolívar.


Tinelli está en Chubut unido a su mujer Guillermina Valdes y la mayoría de sus hijos. (Foto: Archivo)

La cuarentena invitó a la consejo a Marcelo Tinelli (59). Desde Esquel, donde viajó para cumplir con el aislamiento obligatorio que decretó el presidente Alberto Fernández (60), el conductor de ShowMatch compartió expresiones de su infancia a través de las historias de Instagram.

«Uno se sensibiliza con todo esto y empieza a rememorar cosas de su vida«, reconoció el animador. Y agregó: «La cuarentena me pone muy sensible y en un santiamén aparece mi añoso«.

' + this.bajada +'

‘}

};

(function ( $ ) {
$.Newsletter = function () {
var options = {
url_suscribir: ‘/newsletter/suscribir’,
url_consultar: ‘/newsletter/consultar’,
mensaje_suscripto: ‘/newsletter/mensaje/sus’,
mensaje_yasuscripto: ‘/newsletter/mensaje/asus’
};
suscribo = function (options, mail, congregación) {
$.ajax({
url: options.url_suscribir,
dataType: ‘json’,
method: «POST»,
cache: false,
data: {
«mail»: mail,
«idGrupo»: congregación
},
success: function (response) {
newsletterStorage.removeItem(congregación);
var path = options.mensaje_suscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
var extraParams = {
‘event’: ‘trackEvent’,
‘eventCategory’: ‘news_caja_nota’,
‘eventAction’: ‘load_modal_suscripcion’,
‘eventLabel’: «confirmacion_veranoenlaciudad»,
‘eventValue’: undefined,
‘nonInteraction’: false
}
sendGAPageview(extraParams);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) {
var user = WAuth.getUserSync();
$.ajax({
url: options.url_consultar,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email
},
success: function (response) {
var grupoWidget = $(‘.newsletter-embeb’).attr(‘congregación’);
if (response.subscriptions[grupoWidget]) {
var path = options.mensaje_yasuscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
} else {
suscribo(options,user.email,grupoWidget);
}
}
});

}
authenticate = function () {
if (getIdPase() == ») {
WAuth.authenticateUser();
$.cookie(«suscribir»,$(‘.newsletter-embeb’).attr(‘congregación’));
} else {
$.cookie(«suscribir»,0);
}
}
getIdPase = function () {
var idPase = $.cookie(‘idPase’);
if (idPase == null || idPase == «») {
return »;
}
return idPase;
}
execute = function (options) {
authenticate();
consulto(options);
}
openModal = function (path) {
$.magnificPopup.open({
closeOnBgClick: false,
closeBtnInside: false,
overflowY: ‘scroll’,
alignTop: true,
modal:true,
items: {
src: path,
type: ‘ajax’
},
callbacks: {
close: function () {
window.location.hash = »;
},
open: function () {
$(‘.mfp-bg’).addClass(‘modal-newsletter’);
}
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(document).on(‘click’,’.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’, function () {
$.Newsletter();
var extraParams = {
‘event’: ‘trackEvent’,
‘eventCategory’: ‘news_caja_nota’,
‘eventAction’: ‘clickarea’,
‘eventLabel’: «caja_veranoenlaciudad»,
‘eventValue’: undefined,
‘nonInteraction’: false
}
sendGAPageview(extraParams);
});
$(document).on(«wa.login», function(e, user){
if($.cookie(«suscribir»)>0) {
$.Newsletter();
}
});
$(document).ready(function () {
var user = WAuth.getUserSync();
if(user){
var widgetSavedToGroup = newsletterStorage.getItem(nlObject.id);
var almacenarWidget = false;
if(typeof widgetSavedToGroup === ‘undefined’ || widgetSavedToGroup === null){
almacenarWidget =true;
}
if(almacenarWidget){
$.ajax({
url: ‘/newsletter/checksubscription’,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email,
«grupoID»: nlObject.id
},
success: function (response) {
queryGroup = nlObject.id;
if(response.isSubscribeToGroup && response.widget != »)
{
nlObject.id = (typeof response.widget.data.newslettersList.id !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.id : »;
nlObject.newsletterName = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : »;
nlObject.title = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : »;
nlObject.subtitle = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : »;
nlObject.descenso = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead : »;
nlObject.quotedBajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead.replace(/[‘»]+/g, ») : »;
nlObject.imgSrc = (typeof response.imageUrl !== «undefined») ? response.imageUrl : »;
nlObject.frequency = (typeof response.widget.data.newslettersList.frecuency !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.frecuency : »;
}

newsletterStorage.setItem(queryGroup, nlObject.htmlContent());
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());

}
});
}
else {
$(‘#nl-box’).html(widgetSavedToGroup);
}
}
else
{
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());
}
})

Entonces, Tinelli contó que la primera imagen que se le morapio a la cabecera de Dino, su papá, fue «trabajando en su florería» que «se llamaba La Orquídea» y quedaba en Bolívar, la ciudad de donde es oriundo.

Marcelo Tinelli expresó sus emociones en plena cuarentena.

Marcelo Tinelli expresó sus emociones en plena cuarentena.

En otra historia de Instagram, en tanto, recordó a su religiosa, María Esther Domeño. «En esta tenebrosidad de cuarentena presente igualmente a mi mamá«, comenzó diciendo sobre la mujer que le dio la vida y falleció, hace más de 25 abriles, cuando él conducía Ritmo de la tenebrosidad (Telefe).

«Se llamaba María Esther. Le decían Chiquita. Era maestra. Y se me vienen las imágenes de cuando la ayudaba a corregir las pruebas de sus alumnos«, contó al respecto.

Marcelo Tinelli expresó sus emociones en plena cuarentena.

Marcelo Tinelli expresó sus emociones en plena cuarentena.

El alucinación de Tinelli a Chubut fue sumamente comentado en las redes sociales. «Me voy a hacer el aislamiento a mi casa hasta que termine. Sólo eso… Tener adolescentes en Buenos Aires no está bueno», sostuvo el presentador televisivo en diálogo con Clarín cuando la nota ya comenzaba a reflotar en los medios. 

Mirá igualmente

En esa charla, el igualmente patrón explicó que él no se estaba yendo de holganza con sus hijos y Guillermina Valdes (42), su esposa, sino que creía que «la mejor modo de dejar a toda la grupo adentro» era en esa ciudad ubicada a los pies de la Cordillera de los Andes.

«Por eso el aislamiento lo haré allá con toda mi grupo menos con Micaela, mi hija anciano… Hace 22 abriles que tenemos domicilio acá en Esquel, somos vecinos. Tenemos nuestra casa acá y venimos a advenir la cuarentena obligatoria con parte de la grupo. Estas no son holganza, nos quedamos en casa«, repitió una vez más al salir a Chubut.

A diferencia de Marcelo, otra primerísima figura de la pantalla chica regional, Susana Giménez (76), entendió que para ella la mejor opción para atravesar el aislamiento social obligatorio era quedarse en su casa de Renta Federal.

Mirá igualmente

«¡No saben todo lo que estoy haciendo en casa!«, le dijo la Sú a sus 2,2 millones de seguidores en Instagram. «Tiré todos los remedios que tenía vencidos, saqué la ropa que ya no uso más y como quedó más espacio en el vestidor, reordené cajones y estantes», precisó la figura de Telefe unido a una foto de ella trabajando en su computadora.

Susana Giménez limpió su casilla de mails durante la cuarentena.

Susana Giménez limpió su casilla de mails durante la cuarentena.

En ese mismo posteo, Susana igualmente contó que reorganizó su bijouterie porque «cada vez que buscaba poco tenía que brindar todo para encontrarlo» y que borró todos los correos electrónicos que tenía en su casilla de mails y ya no le servían. «Además estoy aprendiendo a cocinar«, reveló la diva, quien en las últimas horas subió una historia de su primera prescripción: pollo a la naranja

‘);
$(«#activateComments»).trigger(‘refreshPlugin’);
}

$(document).on(«wa.login», function(e, user){
refreshCommentPlugin();
});

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top